martes, 1 de julio de 2008

Miguel Ángel Blanco



Dentro de unos días se cumplirá el 11º aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco (Ermua, 13 de mayo de 1968 - Lasarte 13 de Julio de 1997), aquel momento no creo que pueda olvidársenos a nadie. Creo que todos recordamos casi con exactitud que estabamos haciendo o donde nos encontrabamos cuando dieron la noticia de que lo habían encontrado con vida... Vivimos 48 horas pegados a la radio y a la televisión, deseando de corazón que los hijos de puta que lo tenían secuestrado se apiadaran de él, pensando que en el fondo aquellos "tipos" eran personas y que en el fondo tendrían sentimientos... pero no fue así, y a las dos de la tarde del día pactado le dieron dos tiros en la cabeza ¡Ay que ser cobarde!
España entera dió un suspiro de alegría y alivio cuando nos enteramos de que estaba vivo... lo habían intentado pero no habían podido con él, no habían podido con nosotros... poquito a poco, a medida que iban dando los partes médicos, el rayito de esperanza que veíamos se fue apagando: Miguel Ángel Blanco estaba clínicamente muerto. Fue un golpe durísimo para todos, la crueldad injustificada de aquel asesinato (y de cualquiera, por supuesto) hizo que nos sintieramos identificados con sus padres, con su hermana, con su novia y sus amigos... en aquellos momentos todos eramos familia de Miguel Ángel.
Su ejecución supuso un punto de inflexión en nuestra forma de protestar contra los etarras. Millones de personas salieron a la calle a llorar, a chillar y a patalear... desde el pueblo más pequeño hasta la ciudad más grande, todos estabamos indignados con aquella gentuza y sus actos. Nunca nos olidaremos de aquel 13 de Julio.

Mañana estrenan en Antena 3 una película en la que relatan sus últimas horas, su agonía y su miedo... He oido, esta mañana, en la radio a su hermana y dice que están contentos con los resultados. Parece que la película es dura pero que se ajusta a la realidad.
Yo no creo que pueda verla... no quiero ni imaginarme lo que sufrió y el miedo que pasó sabiendo que aquel era su final...



Un beso y hasta dentro de unos días.

6 comentarios:

Lupita dijo...

Tienes toda la razón, la muerte de Miguel Ángel Blanco nos marcó a todos de una forma muy especial, de hecho a día de hoy aún tengo que contener las lágrimas al pensar en aquello. Como de todo lo malo acaba naciendo algo bueno, yo me quedo con la forma en que todos los españoles nos echamos a la calle, incluyendo al pueblo vasco; todos unidos, todos pidiendo lo mismo...
Y si una imagen me impresionó de verdad, fue la de los ertzainas quitándose los pasamontañas. Para mí fue el gesto más significativo de todos los que se dieron en esos tristes días de julio. Fue una forma de decir: "esto es demasiado para cualquiera y a partir de ahora me da igual todo porque esto no puede seguir así."
La pena es que once años después... las cosas no hayan cambiado tanto...

Anita dijo...

Yo recuerdo que su muerte nos pilló viajando a Italia con mi grupo de folklore y decidimos poner un gra crespón negro en el autobús echo con bolsas de basura. Fue nuestro granito de arena al estar lejos de España en esos días. Gracias por recordarme lo de la peli. Creo q sí la veré.
Chaito

Anita dijo...

Yo otra vez. Donde pone "gra" es "gran" y donde pone "echo" es "hecho". Odio las faltas de ortografía.:P
Un beso

velvetinna dijo...

Ayer te comenté largo y tendido, y sin embargo no se publicó, jo. Lo has descrito muy bien, estoy contigo al 100% y también con Lupita en que las cosas no han cambiado tanto.

la pequeña candi dijo...

Al final no ví la película, tenía ganas pero no era capaz de recordar todo aquello, sólo con pensarlo se me pone la carne de gallina... ¿vosotras la vistéis?.
Creo que es un tema que, por como sucedió todo, nos quedo en la retina para siempre.
¡Un besito fuerte a las tres!

Lupita dijo...

Hola guapa, yo tampoco la ví. No he querido hacerlo. Es una película de la que ya sabemos el final y creo que bastante mal lo pasamos todos en aquellos momentos como para revivirlo de nuevo. Es bueno que la hayan hecho para que personas que no lo hayan vivido puedan recordarlo e intentar comprenderlo, pero... yo prefiero abstenerme.
Besitos veraniegos.

Template by:
Free Blog Templates