lunes, 3 de noviembre de 2008

EL BUS URBANO

Hoy he recordado porqué normalmente no cojo el autobús, sobre todo a medio días. Al trabajo voy y vengo andando, escucho la radio y me da el aire fresco en la cara ¿no está tan mal, no? Pero hay días que estoy más perezosa de lo que ya soy y opto por darle una oportunidad al transporte urbano, y una vez que estoy dentro siempre me sorprende el mismo pensamiento “¡Pero por Dios! ¿Cómo pueden aguantar esto?”.


Un millón de personas en diez metros cuadrados, gente que, como yo, no tiene coche y tenemos que apelotonarnos y sufrir, adolescentes recién salidos de la clase de educación física con su correspondiente olor a humanidad, conversaciones de niñatos con el pavo “en tó lo alto” riéndose de las cosas más simples, calefacción a todo trapo y la conducción temeraria de un chofer que está hasta “las pelotas” de dar vueltas y más vueltas por el mismo sitio… Si a eso le sumamos los retrasos y las subidas de precio cada vez que sube la gasolina... ¿Entendéis porqué no me subo al autobús?
Aunque sé que, por no tener carné, no me quedará más remedio que volver a cogerlo pronto y sufrir las consecuencias…


Un beso y hasta mañana

12 comentarios:

Anita dijo...

Jajja, tienes mucha razón. Cuando iba a la facultad tenía que cogerlo sin más remedio. Y aún recuerdo un dia: el bus repleto, yo sin barandilla donde agarrarme y el conductor temerario cogiendo una curva "a toda leche" y me caí de culo. (Menuda vergüenza pasé, pero ahora me rio, jajjaja)

¿Qué tal la bicicleta? Menos contaminante y de paso haces ejercicio.

Muakk

danae rain dijo...

Tienes toda la razón. A mi la calefacción en invierno tan alta me da ahogos y el aire acondicionado en verano me hiela. Menos mal que yo no lo tengo que sufrir a diario, porque aunque estoy a favor del transporte público, pido que sea Digno. Aquí tenemos unos cercanías que son de los años 70 deshechados de la capital, fijo. Bueno Pequeña Candi, como dice Anita ¿qué tal la bici? Se te pondrían unas piernas preciosas. Besitos

Lupita dijo...

Pués un motivo más para no cogerlo, hoy los viajeros de uno de los autobuses de nuestra ciudad han llamado a la poli por la conducción brusca del señor autobusero y cuando han llegado ha dado positivo en alcoholemia... ver para creer...

cristal00k dijo...

Ah! querida, el jodido transporte público... no sé en Badajoz, pero lo que es Barna es una auténtica odisea. Aquí, en principio sabes donde te subes y adonde vas... pero puedes acabar a medio camino y en un transporte diferente. ¿Maravillas de la ciencia? ¡quien sabe! Y encima nos recomiendan encarecidamente no cojer el coche. Enfín... Un beso.

ANABEL dijo...

Conduce tu brillante bici plegable, y con la bufanda al viento encamínate invencible a tu trabajo, ¡valiente Candi!.
Besos guapísima.

Duncan de Gross dijo...

El bus en tu ciudad Candi es cariiiisiiimo, prefiero andar y andar, escuchar la radio en el mp3... Y lo que dice Lups pues da que pensar, anoche lo oí en la radio y es de verguenza, y Spiderman sin venir...

JoPo dijo...

insisten mucho en las ventajas del transporte publico, pero no se habla de sus carencias
para SU uso de forma extendida deberian aumaentar su duracion hasta las 24 h y mas lineas.

basicamente ke no pese tanto el lado comercial de las empresas

Chasky dijo...

No veas que envidia poder ir a trabajar a pie.

Yopopolin dijo...

la verdad es que el transporte urbano no suele ser muy eficaz no... pero como tu dices, a veces no queda mas remedio...

pues llegue q tu blog por casualidad y la verdad es que me recuerda un poco al mio, temas variados que tienen que ver con una vida, la tuya: como bien dices, tus cosas, tus pensamientos...
no es un diario propiamente dicho, pero a la vez es lo que es, y eso me gusta!
saludos!!! espero volver pronto!

Zadala dijo...

Yo he tenido que aguantar las ganas de hacerle más de una psicoterapia a chicas universitarias de mi edad, porque en el bus uno se entera absolutamente de todos los problemas de alguien de 19 años, desde un mal corte de pelo hasta un novio maltratador =S

Pero no sé, a mí me da que pensar...soy demasiado filósofa xD
medito sobre la razón de nuetro día a día y tal jaj
en fin
un besote.
Y piensa que así avitamos que haya más contaminación!

Zadala dijo...

Me he vuelto a pasar por aquí para ver si habías actulizado, y me doy cuenta de que mi entrada también trata del autobús...
¿me has inspirado subconscientemente? Espero que no pidas derechos de autor... ;P
Pero la verdad es que mi entrada me salió del alma jaja
Un beso!

RICARDO BATICÓN dijo...

Totalmente de acuerdo, Candi... que me perdonen los de su sector... pero no me gustan nada los autobuses urbanos, son horribles, casi casi anti-humanos... Yo, por suerte, puedo desplazarme al trabajo en tren de cercanía o en metro... y eso es otra historia. Bueno, el metro a veces también es como una lata de sardina de saturación de gente, pero el tren de cercanías es una gozada. Hasta con hilo musical relajante de fondo, disfrutando del paisaje, con luz natural... me quedo con el tren. Saludos.

Template by:
Free Blog Templates